Me refiero


Me refiero a la humedad,

soy pura ansiedad, sudor frío, pálida sombra.

De sólido poseo sólo el lívido cuerpo,

pero el espíritu, mi espíritu, una noche,

grito al viento.

Anhelo, deseo. ¡Deseo!

¡Cuántas moléculas muertas!

Tensión infinita vestida de mil colores,

de luz y noche, arterias llenas.

Me rasgo, no el cuerpo, mi espíritu,

mi pobre espíritu.

Secreto lágrimas en evacuaciones incontroladas,

me amo hasta odiarme, me refiero,

me pronuncio, y nada,

nada aparece en el mundo,

me descubro en las sombras.

Me intuyo.

Soy puro deseo, sudor pálido,

transgresión de la esperanza (que añoro),

cuerpo fugaz de golpes internos,

espíritu cuerpo.

Me parece escuchar la voz de Dios

ahí, adentro.

Un Dios sepultado

que habla el lenguaje de los besos,

de los ojos cerrados, del mareo intenso.

Y no ceso de secretar penas

¡Cómo dura esta existencia!

Quiero un descanso, un sueño.

DESEO bajar todas las piedras,

ser Sísifo urbano dándose un sentido,

un misterio.

Yo no tengo dado un mar;

no tengo dado un cielo.

Yo los creo adentro,

con sudor intenso.

Yo secreto.

A eso me refiero.

2 comentarios:

  1. Te pronuncio.
    (bella imagen por cierto, sólida)

    ResponderEliminar
  2. Imagen: Costa del Pacífico desde el Paseo Balboa en Panamá

    ResponderEliminar

derivaciones